modelo 303

El modelo 303 o el modelo del IVA.

El modelo 303 es el principal modelo que nos manda hacer la Agencia Tributaria para liquidar el IVA, y es obligatorio para casi todos los casos.

Hay otros modelos de carácter trimestral como el 111, 115 o el 130, que el autónomo debe entregar en función de las retenciones a declarar en cada caso.

Explicado de forma muy genérica, el modelo 111 sirve para declarar las retenciones practicadas a cuenta del IRPF a trabajadores, profesionales y empresarios. El modelo 115, lo presentan aquellos profesionales o sociedades que paguen alquileres por locales u oficinas, para declarar las retenciones. Finalmente, el modelo 130, lo deben presentar los autónomos para liquidar el pago fraccionado del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o IRPF ante la Agencia Tributaria.

Por otro lado, el 303 tiene un modelo anual de carácter informativo, el modelo 390, que tendremos que presentar para informar de las operaciones relacionadas con el IVA. Pero es anual. A diferencia del 303 que sirve para liquidar el IVA trimestral, el 390 es solo informativo.

Este modelo tributario, sustituye a los anteriores modelos 300 y 320 y 33

Hablando específicamente de esto modelo, vamos por partes.

El IVA es el Impuesto Sobre el Valor Añadido, graba el consumo final. Eso significa que el IVA lo paga el consumidor final, y que el autónomo o la empresa actúan como recaudadores del impuesto. De manera que luego tendrás que devolverlo a la Agencia Tributaria mediante este modelo.

Por otro lado, si has soportado IVA por la compra de productos o contratación de servicios a otros profesionales, Hacienda también te devolverá el IVA.

Cuando compramos o vendemos un producto o servicio, estamos pagando o ingresando el IVA y a final de trimestre haremos la liquidación con Hacienda. Por lo tanto, lo que hemos ingresado se devuelve, y lo que hemos gastado, te lo devuelven. La diferencia entre estos dos, es el resultado final. Es un impuesto que recae sobre el consumo que hemos tenido.

En otras palabras, tendrás que liquidar con Hacienda la diferencia entre el IVA ingresado y el pagado.

Toda empresa o autónomo que realice una actividad económica sujeta al IVA, que suelen ser prácticamente todas, está obligado a presentar el modelo 303. Se trata del modelo de autoliquidación del IVA, y lo presentaremos, sea cual sea nuestro resultado, a devolver, ingresar – compensar – o sin actividad.

Tenemos la obligación de informar a Hacienda de todo lo que hemos facturado, lo hayamos cobrado o no – a excepción de si está acogido a criterio de caja.

Y tendremos en cuenta la fecha de emisión de la factura que es la importante, sea cual sea la fecha de vencimiento o el estado del pago.

El hecho de ser un modelo trimestral, lo que significa es que tendremos que rellenarlo cada tres meses, los que especifica Hacienda.

Si sólo has tenido facturación, por ejemplo, dos meses de un trimestre, no importa. Tenemos que pensar de forma trimestral, no mensual. Por lo tanto, deberás presentar el modelo con los números totales que calcules a tres meses, sea una factura o sean trescientas.