En primer lugar necesitas tener ordenada toda tu actividad económica, es decir, todos los gastos e ingresos que hayas tenido durante este trimestre. ¿Cómo? Mediante facturas.

Sí, con las facturas. Se necesitan las facturas que hayas emitido con IVA. Por tanto, este IVA es el que has cobrado por la venta de tus servicios o productos. Y las facturas de gasto, por aquellos servicios o productos que hayas comprado para llevar a cabo tu actividad profesional.

En este modelo 303 dejaremos los tickets de lado, o como le llaman  ahora: las facturas simplificadas.

No es lo mismo, por el simple hecho de que los tickets llevan SOLO el NIF del emisor. Y cuando pedimos una factura, se precisa el de los dos, del emisor y del receptor. Si no está nuestra información fiscal, no podremos desgravarnos esa factura, es por eso que los tickets no nos valen.

Pero esta información no puede estar de cualquier manera, debe seguir una serie de pautas.

En primer lugar necesitamos que esté separada por la Base imponible y el IVA aplicado. Por ejemplo, el producto que compro es del 500€ – esta es la base imponible –  y le aplico el 21% de IVA.

– Los 500 euros son la base imponible.

– El 21% es el tipo impositivo (que también tendremos que separar, ya sea del 4%,  10% o 21%).

– A partir de aquí separaremos según la procedencia de la factura. Ya sea por una compra nacional, intracomunitaria – dentro de la UE- o extracomunitaria.

– Finalmente, diferenciaremos según el tipo de gasto que es.

  • Corriente, compra de bien o servicio que lo consumiremos en menos de un año.
  • Bien de inversión que es un activo que puede durarnos más de un año (maquinaria, informática, material laboral…). Podremos computarlo como gasto si el importe es menor de 600€.

modelo 303

Sin embargo, ten en cuenta que sólo podrás desgravar esos gastos que tienen relación directamente con tu actividad económica.

Haciendo punto por punto, vamos a cumplimentar el modelo 303.

1.- Identificación (1) y devengo (2):

Se trata de dar nuestra información fiscal. Como su nombre indica, tenemos que identificarnos como profesionales. Se rellena con el NIF y el nombre completo.

Detallaremos si estamos inscritos o no en el registro de Devolución Mensual, si tributamos en régimen simplificado, si es una autoliquidación conjunta, si hemos declarado en concurso de acreedores y si estamos inscritos o somos destinatarios de operaciones en el Régimen del criterio de caja. Por defecto, todos los usuarios no lo estamos.

Finalmente, especificaremos el ejercicio – el año – y el periodo – trimestre en este caso.

303-1

3.- Liquidación (3)

En este apartado ya especificaremos los ingresos que determina el IVA a devengar. Devengar es devolver. Por lo tanto, el IVA a devolver por parte del empresario o empresa, así como el IVA a deducir, es decir el IVA a desgravarnos.

303.2

IVA devengado

Casillas 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9: Régimen General

303-3

Como hemos comentado anteriormente, tenemos que tener toda la actividad separada según diferentes puntos. Aquí separamos los ingresos según el tipo impositivo.

En la primera fila, de la casilla 1 a la 3 pondremos el total de los ingresos que tenga un 21% de IVA. Diferenciándolo entre la base imponible, el tipo de IVA – impositivo i en la tercera la cuota de este IVA.
Lo repetiremos en las tres siguientes (4,5 i 6)  pero con esos que tengan un 10% y un 4% en las tres siguientes (7,8 i 9)

Un ejemplo, para que quede claro. En total hemos factura 2000€, con un tipo del 21%.
En la primera casilla pondremos 34234€ en la casilla 2, 21% y en la tres 3:

Detalle: Para aquellas empresas que vendéis fuera de territorio nacional.

Si vuestra empresa no está dada de alta en el ROI (Registro de Operadores Intracomunitarias), deberéis cargar con el tipo impositivo del IVA adecuado y actuar normalmente. Sí que está dada de alta no debéis aplicar IVA en la factura y deberéis imputar toda la información referente a la venta de bienes y servicios dentro de la UE en el Modelo 349.

Casillas 10, 11, 12 y 13: Adquisiciones y otras

303-4

Para estas celdas, tienes que tener el CIG intracomunitario – actividad con países de la Unión Europea- sino es el caso, siempre serán cero.

Si lo tienes, te permite que tus clientes o proveedores te emitan facturas sin IVA. De esta manera, tendrás que poner en la casilla 10 la suma de todas las bases imponibles (los que provienen de la UE) y en la 11, el cálculo del 21% del total de la casilla 10,

El valor de la celda 10 es el mismo que de la 36 y el valor de la celda 11 el mismo que la 37.

En la casilla 12 las facturas recibidas sin IVA para la inversión del sujeto pasivo (ejecuciones de obra de edificaciones cuando no se factura a consumidor final) y en la casilla 13 el 21% de la celda 12. El valor de la casilla 12 y 13 debe sumarse también en la casilla 28 y 29 respectivamente.

Detalle: En el caso en que la empresa esté inscrita en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI) y haya realizado adquisiciones intracomunitarias de bienes en el periodo objeto de liquidación, la empresa habría realizado compras a empresas de países miembros de la Unión Europea sin que se le hubiera cobrado ningún importe en concepto de IVA. En estos casos a tendréis que devengar (ingreso) y soportar (gasto) la cuota de IVA que hubiera correspondido si las compras se hubieran realizado a empresas nacionales y tendréis que detallarlo en los apartados correspondientes de IVA Devengado y de IVA soportado, por lo que el efecto sería neutro, ya que por un lado se incrementaría el importe total de IVA Devengado y por el otro se incrementaría en la misma cuantía el importe total de IVA Soportado.

Por ejemplo, compro unas tarjetas de visita en Francia que valen 200 Euros con el IVA de Francia del 19,6%. Si no estoy dado de alta en el ROI, voy a pagar 200€+19,6€ (total 219,6€) y no voy a poder deducir el IVA. Será como si fuera un ticket. Si por el contrario tengo el ROI voy a pagar solo 200€ (sin IVA) y haré constar en las celdas 19 y 30 200€ y en las celdas 20 y 31 cero.

Casillas 14 y 15: Modificaciones

303-5

En caso de modificación posterior de bases y cuotas, ya sean o bien positivas o bien negativas,  deberemos aplicar estas modificaciones en estas celdas.

modelo 303

Casillas 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23 y 24: Recargo de equivalencias

303-6

Si hemos facturado a clientes que se encuentran en el régimen de recargo de equivalencia (*), lo tendremos que tener en cuenta. En éste caso el cliente tiene la obligación de indicar explícitamente que se encuentra en este régimen.

El recargo será del 5,2%, el 1,4%, el 0,5% (y el 1,75% para el tabaco) en función de si el IVA del producto es del 21%, del 10% o del 4% respectivamente.

Por ejemplo, un comerciante de alimentación que compre a su proveedor un pedido de 1.000 euros recibirá una factura de 1.000 + 21% de IVA + 5,2% de Recargo de equivalencia = 1000€ + 210€ + 52€ = 1.262€.

Detalle: (*) El recargo de equivalencia es un carácter especial de IVA, es obligatorio para esos comerciantes minoristas autónomos que no realicen ninguna transformación en los productos que venden, en otras palabras, que solo hacen compra-venta de aquél producto. De esta manera, se aplica tanto a autónomos como a las comunidades de bienes, pero nunca a empresas.

Existen algunas actividades exentas: joyerías, peleterías, concesionarios de coches, venta de embarcaciones y aviones, objetos de arte, gasolineras y establecimiento de comercialización de maquinaria industrial o minerales. Los autónomos que en un ejercicio facturen más del 20% de sus ventas a clientes profesionales y empresarios pueden liberarse de esta obligación y pasar al régimen normal de IVA siempre y cuando informen a Hacienda al respecto a final de año aportando justificantes suficientes.

Para el comerciante minorista os supone pagar un IVA un poco más alto de lo normal pero a cambio no tenéis que presentar declaraciones de IVA a Hacienda. Así, pagáis el IVA directamente a vuestro proveedor  y os simplificáis mucho la gestión del IVA. Recordad que sólo se aplica en facturas de bienes correspondientes a mercaderías o género. Es el proveedor del comerciante el que debe incluir el recargo de equivalencia en sus facturas, diferenciado del IVA soportado, y considerar ambas cantidades como IVA repercutido en sus declaraciones de IVA.

Casillas 25 y 26: Modificaciones

303-7

En caso de modificación posterior de bases y cuotas, ya sean o bien positivas o bien negativas,  deberemos aplicar estas modificaciones en estas celdas.

Casilla 27: Total cuota devengada

303-8

Esta celda es el sumatorio de todas las cuotas de IVA que hemos ingresado y tenemos que devolver a Hacienda. Las celdas 3, 6, 9, 11, 13, 15, 18, 21, 24 y 26

En la celda 27 aparece el sumatorio de todas las cuotas de IVA (3, 6, 9, 11, 13, 15, 18, 21, 24 y 26) que representa el total de IVA que hemos ingresado y debemos devolver a Hacienda al no ser un consumidor final.

IVA Deducible

Bien, como no somos consumidores finales, este IVA que hemos pagado nos lo devolverá Hacienda con esta declaración correspondiente. Incorporamos todos los gastos que son objeto de deducción. Es decir, los que hemos incurrido -soportado – y hemos pagado el IVA correspondiente.

Es por eso, que debemos separar por una parte la compra de un corriente o bien de inversión y por otro lado, dividir entre si es la compra nacional, dentro de la UE o fuera, como hemos comentado al principio del post.

En este apartado vamos a incorporar todos los gastos objeto de deducción – mediante facturas, no tickets – en que he incurrido (soportado) y he pagado el IVA correspondiente. Como no soy un consumidor final, este IVA que he pagado me lo va a devolver Hacienda con la correspondiente declaración.

Nos hará falta solo calcular el total de las bases imponibles así como la cuota de IVA, sin necesidad de detallar el porcentaje del tipo impositivo.

Casillas 28, 29, 30 y 31

En ellas aparecen las operaciones (compras) interiores, nacionales (en España). La gran parte de los gastos.

303-9

En las casillas 28 y 29 vamos a considerar aquellas compras corrientes (las que hemos comentado anteriormente, por ejemplo, todas esas que sean consumibles) y en las casillas 30 y 31 las compras de activos (también comentadas como por ejemplo equipamiento informático o mobiliario. (Todo aquello que sea necesario durante un periodo de más de un año).

presentar impuestos telematicamente

Casillas 32, 33, 34 Y 35

303-10

Estas casillas son para operaciones extracomunitarias (fuera de la Unión Europea), pero solo aquellos que lo especifiquen como tal. Para entendernos, si se compra y se pasa por la aduana y se entrega una factura DUA en la aduana. Estos importes, son los que pondremos en estas dos casillas. Divido, como siempre, entre la base imponible y el impuesto de la aduana.

Si  las compras no han pasado por la aduana, estas celdas no nos afectarán.

Casillas 36, 37, 38 y 39

303-11

Estas son las celdas para las operaciones intracomunitarias (dentro de la Unión Europea).

Si no tienes el CIF intracomunitario, el resultado siempre será cero porque no puedes deducirte el IVA. Sólo te servirá para el IPRF ya que a efectos legales tendrán la validez equivalente a un ticket.

Si lo tienes, ponemos la base imponible de los gastos corrientes en la casilla 36 y de los activos en la 38. Además, en la 37 y 39 siempre serán el 21% de la base imponible de la adquisición intracomunitaria.

Detalle: En el caso en que la empresa esté inscrita en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI) y haya realizado adquisiciones intracomunitarias de bienes en el periodo objeto de liquidación, la empresa habría realizado compras a empresas de países miembros de la Unión Europea sin que se le hubiera cobrado ningún importe en concepto de IVA. En estos casos la empresa tendrá que devengar (ingreso) y soportar (gasto) la cuota de IVA que hubiera correspondido si las compras se hubieran realizado a empresas nacionales y tendría que detallarlo en los apartados correspondientes de IVA Devengado y de IVA soportado, por lo que el efecto sería neutro, ya que por un lado se incrementaría el importe total de IVA Devengado y por el otro se incrementaría en la misma cuantía el importe total de IVA Soportado.

Por ejemplo, compro unas tarjetas de visita en Francia que valen 200 Euros con el IVA de Francia del 19,6%. Si no estoy dado de alta en el ROI, voy a pagar 200€+19,6€ (total 219,6€) y no voy a poder deducir el IVA. Será como si fuera un ticket. Si por el contrario tengo el ROI voy a pagar solo 200€ (sin IVA) y haré constar en las celdas 10 y 36 100€ y en las celdas 11 y 37 el 21% de 100€= 121€.

Casillas 40 y 41: Rectificación de deducciones

303-12

Esta casilla es una nueva incorporación ya que en las anteriores versiones del modelo 303 no estaba. Es un caso de complementaria para el “me he olvidado de añadir esta factura”, así que en esta celda pondremos el valor olvidado, en positivo. Si sin embargo, has puesto más de lo que tocaba, pondrás el valor, importe en negativo.

Es decir, en esta celda pondrás el importe de la base imponible y de las cuotas deducibles rectificadas.

Casilla 42:

303-14

En esta celda expondríamos los importes por compensaciones a empresarios acogidos a un Régimen especial: el Régimen Especial Agricultura y Pesca.

Casilla 43

303-15

Regularización de inversiones. ¿Qué significa? A modo de ejemplo que es más fácil. Pensemos en un agente comercial que adquiere un vehículo para su trabajo deduciendo por ello el 100% de la cuota soportada. Posteriormente cesa en su trabajo y el vehículo lo destina a su uso personal. Aquí habría que declarar el resultado de posibles regularizaciones de deducciones por bienes de inversión.

Casilla 44: Solo en el cuarto trimestre.

303-16

Lo rellenaremos sólo en el último trimestre. Nos servirá para compensar posibles desviaciones de prorrata.

Por ejemplo, has ido al Fisioterapeuta y te ha hecho una factura. Si ésta está justificada como masaje necesario para la salud, será exenta de IVA. Sin embargo, sino no lo está, no.

El porcentaje definitivo de prorrata será el resultado del cociente de la totalidad de las operaciones con derecho a deducción / total de operaciones y este resultado multiplicado por 100 el porcentaje definitivo de un año, será el provisional del año siguiente.

Casilla 45

303-13

Tal como dice su nombre es el total a deducir. Sumamos las celdas que nos dice, 29, 31, 33, 35, 37, 39, 41, 42, 43 y 44. Y el resultado que nos dé será el IVA que tendremos que deducir y que Hacienda nos devuelve.

Casilla 46

303-18

Es el resultado final del régimen general (Celda 27 menos celda 45). Es decir, la diferencia del IVA que hemos ingresado y del IVA que hemos pagado. Si el valor que nos da es positivo, será el importe a devolver a Hacienda y  si es negativo, el importe a compensar.

RÉGIMEN SIMPLIFICADO

Este apartado permite completar la autoliquidación del  IVA para todos aquellos que estén en Régimen Simplificado que acostumbran a ser por actividades muy concretas: ganaderas, agrícolas, tiendas de ropa, etc.

47. Haremos constar la suma del importe de los ingresos a cuenta del conjunto de las actividades ejercidas en el periodo de la liquidación.

INFORMACIÓN ADICIONAL

Casillas 59, 60 y 61

Estas casillas son informativas y es para operaciones extracomunitarias e intracomunitarias.

En la casilla 59 hablamos del total de ventas dentro de la Unión Europea. La 60 las que hayan sido fuera de la unión europea.

La 61 las entregas de operaciones no sujetas y con inversión del sujeto pasivo que originan el derecho a deducción: Se hará constar el importe total, en el período objeto de declaración, de:
– Las entregas de oro a las que sea de aplicación la regla contenida en el artículo 84, apartado Uno, número 2º, letra b) de la Ley y las entregas de oro de inversión a que se refiere el artículo 140 de la misma Ley.
– Las entregas no sujetas de bienes destinados a otros Estados miembros de la Unión Europea en virtud de lo dispuesto en el artículo 68, apartado cuatro de la Ley.
– Las operaciones a que se refiere al artículo 84. Uno. 2º c), d), e) y f) de la Ley.
– Cualquier otra entrega de bienes y prestación de servicios no sujeta por aplicación de las reglas de localización

En conclusión,  si mi cliente tiene el CIF Intracomunitario o bien es una empresa de fuera de la UE, la factura que yo emita irá sin  IVA. Y por consiguiente,  no podrá estar en ninguna de las celdas de la 1 a la 9, que es donde detallamos los ingresos según tipo de IVA. Para que conste, todas aquellas facturas sin IVA a clientes extranjeros debo hacerlo en estas celdas.

modelo 303

Casillas 62, 63, 74, 75: Criterio de caja

Este apartado del modelo es exclusivamente para aquellos sujetos que están acogidos al régimen especial del criterio de caja y para aquellos que sean destinatarios de operaciones por el mismo.

Celdas 62 y 63: Haremos constar el importe (base y cuota) afectada por los ingresos que han aplicado el régimen general del criterio de caja.

Celdas 74 y 75: Haremos constar el importe (base y cuota) afectada por los gastos que han aplicada el régimen general del criterio de caja.

RESULTADO

Casilla 64:

En esta casilla aparece el resultado del total de IVA que tengo que devengar, es decir, devolver a Hacienda, menos el total de IVA que he soportado, o sea pagado.

El resultado representa el total que tengo que devolver a Hacienda si el resultado es positivo. En caso que fuere negativo, es el total que me tiene que devolver Hacienda.

Casilla 65 – 66:

En los casos que el empresario tribute al mismo tiempo a la Administración del Estado y a alguna de las Diputaciones forales del País Vasco o Navarra, que funcionan un poco diferente, tendrá que determinar qué porcentaje del total de operaciones se han realizado en territorio común. Si todas las operaciones se han realizado en territorio común o bien el empresario no es de ninguno de los dos territorios pondrá 100% en la celda 65 i el 100% de la celda 46, es decir, en la celda 66 pondrá el mismo valor que la celda 46.

Casilla 67:

Tienes que tener claro que Hacienda no te devuelve dinero por el IVA, sino que lo compensamos. Por este motivo, si hay periodos donde el resultado haya sido “a compensar”, es decir, los gastos son mayores que los ingresos del IVA, en esta casilla especificaremos los valores a compensar. Por eso lo pondremos en positivo.

Casilla 69:

Pondremos el resultado de la diferencia entre el IVA devengado y el IVA deducido de este trimestre, menos el valor de la celda 67, que sería una hipotética cuota a compensar de trimestre anteriores.

Casilla 70:

Será exclusivamente en el supuesto de declaración complementaria, para determinar el importe a consignar en la casilla 71, se hará constar el resultado de la última declaración presentada por este mismo concepto, correspondiente al mismo ejercicio y período, pero exclusivamente si en la declaración anterior se ha realizado un ingreso o se ha percibido la devolución correspondiente a la misma.

Casilla 71 – 72:

Pues eso, el resultado final de nuestra liquidación.  Si el importe es de valor positivo, será el importe que devolveremos a Hacienda. Si es negativo, será el importe que tendremos que compensar. Y si fuera este nuestro caso, deberemos rellenar este valor en la celda 72.

5.- Sin Actividad

En caso de no haber actividad económica de ningún tipo en un trimestre, deberemos marcar la casilla “Sin Actividad” con una cruz.

6.- Devolución casilla 50

Como hemos comentado, hacienda no devuelve dinero, lo compensamos. Sólo nos devuelve dinero en el último trimestre. En el resto de trimestres se compensa para futuras declaraciones (celda 67). En caso que en el último trimestre salga a compensar, rellenaremos con el valor final la celda 73 junto con el número de la cuenta bancaria a ingresar la compensación.

7.- Ingreso

En caso de que nos toque devolver dinero a Hacienda, indicaremos en valor en esta casilla, que será el mismo valor que en el de la casilla 71. Adjuntando además la cuenta bancaria de donde nos retirarán el dinero.

8.- Complementaria:

En caso que la declaración sea complementaria a otra, deberemos marcar con una cruz e incorporar el número de justificante al cual esta es complementaria. Se dan casos que por omisión o error es necesario practicar una corrección. En este caso, no se anula la anteriormente presentada con errores emisiones sino que presentaremos una complementaria que corregirá el anterior.

9.- Firma

Por último, firmaremos manualmente o ya se mediante una firma digital – si disponemos de una -, añadiremos el lugar y la fecha y la enviaremos de forma telemática mediante el TXT.
Recuerda que Quipu te lo facilita: te lo rellena automáticamente y además, te facilita el formato TXT para que puedas presentarlo por vía telemática.
Puedes probarlo gratuitamente aquí.